Hospital psiquiátrico de Asunción y Hogar Unidos por Cristo en Capiatá (2008)
Hospital psiquiátrico de Asunción y Hogar Unidos por Cristo en Capiatá (2008)
Hospital psiquiátrico de Asunción y Hogar Unidos por Cristo en Capiatá (2008)
Hospital psiquiátrico de Asunción y Hogar Unidos por Cristo en Capiatá (2008)
Hospital psiquiátrico de Asunción y Hogar Unidos por Cristo en Capiatá (2008)
Hospital psiquiátrico de Asunción y Hogar Unidos por Cristo en Capiatá (2008)

Hospital psiquiátrico de Asunción y Hogar Unidos por Cristo en Capiatá (2008)

    • Paraguay
  • 01 Diciembre 2008
  • 3754

Con los 2.500 Frs. asignados a la obra de Paraguay la AAL pudo beneficiar a dos instituciones en Paraguay:

Hospital psiquiátrico de Asunción

Esta institución recibe personas de bajos recursos, jóvenes, adultos y ancianos de todo el país. También funciona como asilo de mendigos y huérfanos y gente que, debido a la pobreza extrema, la desesperación y la desilusión, sufren de enfermedades mentales. Las necesidades que tiene son muy grandes. Se utilizaron 1.018 Frs. para comprar colchones, objetos personales y de limpieza.Debido a la corrupción del país, Irma Lepori, la responsable de esta obra social, decidió comprar ella misma los objetos que más solicitaban, y los entregó directamente al hospital.

Hogar Unidos por Cristo en Capiatá

Este hogar está dirigido por una mujer con amor desinteresado quien comenzó a acoger niños rescatados de las calles, muchos de ellos enfermos y maltratados.  El hogar vive sólo de las ayudas que otorgan gentes de buena voluntad. Actualmente cuenta con 200 niños, adolescentes y jóvenes y todos colaboran para el funcionamiento del hogar. La alimentación de los residentes consiste sobretodo en pastas y arroz por lo cual se decidió beneficiarlos con un buen lote de carne, leche y aceite. Además se donaron dos lavarropas, lo cual resultó muy útil por la gran cantidad de ropa por limpiar. Los gastos fueron 1.482 Frs. y como en el caso anterior, se efectuaron personalmente las compras y las llevó al hogar.

De Paraguay les viene a todas las miembros de la AAL una frase en guaraní (la segunda lengua del país): ‘amo ambue Ñande Reko que significa: gracias por valorar nuestras vidas.

Search